Siempre hay en algún lugar de la casa, en el trastero o en la casa de nuestros padres, algún mueble que deseamos renovar o cambiar de aspecto, ya sea porque nos parece útil o bonito.

Aquí os damos unos tips para que logréis restaurarlo facilmente.

-Para una limpieza profunda: diluye un vaso de lejía en cinco litros de agua y usa una esponja para lavarlo. Recuerda secarlo cuanto antes y aplicarle una capa de cera protectora para madera.

-Si deseas cambiarlo por completo, puedes utilizar un decapante para eliminar la pintura o el barniz en la madera. Después lijalo para dejar la madera al descubierto y ya puedes barnizarlo o pintarlo en la tonalidad que prefieras. Incluso existen lacas que puedes aplicar sobre el mueble sin tener que seguir este proceso.

-Si sólo quieres cambiarlo un poco, y que luzca más bonito, puedes frotarlo con un paño y aceite de lino, después retiras lo que sobra con un paño humedecido en vinagre y procedes a encerarlo para que el mueble recupere su brillo y luzca como nuevo.

- Si necesitas sacar rayaduras y marcas producidos por el uso es muy sencilla, usa un lápiz de ojos del mismo color que el mueble para rellenarlos y luego frótalos con una bayeta de lana.

- Si debes sacar una antigua capa de cera, utiliza un paño humedecido en alcohol de quemar hasta retirarla y procede a darle una nueva capa.

En breve seguiremos dando ideas para lograr restaurar un mueble, esperamos las puedas poner en práctica

Vía: Redecoarate-tv